martes, 12 de abril de 2011


COMO ESTÁ EL BARRIO...

Expongo aquí una serie de carencias, que entre muchas otras padece nuestro Barrio Ciutat Meridiana.
En primer lugar la valla de las vías del tren. Entre la estación de ferrocarril de Torre Baró/Vallbona y el puente del Congost, hay un tramo de 40 metros que carece de vallado. Hay unos pilones de hormigón provisionales y en algunos tramos no hay absolutamente nada, lo cual facilita el acceso a las vías por parte de cualquier persona ya que precisamente por ese tramo pasan a diario la mayoria de alumnos de IES Pablo Ruiz Picasso. El estado de protección de esta via de comunicación es insuficiente y peligroso, pues cualquier niño puede acceder a las vias sinque nada se lo impida.

En segundo lugar, la necesidad de colocación de pantallas acústicas que nos aíslen de las autopistas. Nuestro Barrio, está delimitado por el nordeste por diversas vías de gran capacidad, que discurren paralelas para confluir seguidamente en el Nudo de la Trinidad. Concretamente las autopistas C-33, C-58, la autovia C-17 y la Carretera N-150, las cuales soportan a diario la circulación de miles de vehículos en ambos sentidos de circulación, con el consiguiente ruido que originan, el cual supera en muchos decibelios los límites recomendables por las autoridades sanitarias e incide directamente en la calidad de vida de los vecinos que residen en las inmediaciones de estas vías de comunicación.
Posible trayecto de una protección acústica
Reclamámos por tanto un estudio, un proyecto y una ejecución de un obra que comprenda la instalación de pantallas acústicas, que nos aíslen del ensordecedor ruido que el tráfico rodado produce al circular tan próximo a nuestras viviendas, tal y como se ha hecho en otras vías de acceso a la ciudad, como la B-23 a su paso por Esplugues de LLobregat o la C-31 a su paso por la Gran via de Les Corts Catalanes en Barcelona.

En tercer lugar, el cráter de la Biblioteca de la Zona Nord. Nuestra flamante Biblioteca, inaugurada con gran pompa por parte de las autoridades municipales, es a día de hoy un proyecto inacabado. Pues como consecuencia de un contratiempo surgido al inicio de la obra, "concretamente el derrumbe de un muro de contención y parte de la montaña, al no haber asegurado el terreno sobre el que construyeron dicho muro", supuso una variación respecto al proyecto inicial que supuso el rebozamiento con hormigón de la zona accidentada y dió al traste con la "Integración de la estructura en el medio natural".

Al improvisar esta solución , prescindieron de la claraboya que coronaba la obra y renunciaron al espacio "verde" que la circundaba en su totalidad, dejando como siniestro recuerdo de su improvisación un "agujero o cráter" de casi nueve metros de profundidad, al lado mismo de dos centros educativos, CEIP Elisenda de Montcada y EBM La Muntanya. 
                                                                   El cráter de la biblioteca

Tras realizarse diversas quejas por parte de los vecinos y en vista de la alarma que causó el hecho de que semejante abismo esté situado sin apenas protección en las inmediaciones de los citados centros educativos, se procedió a fotografiar la zona para comprobar los peligros existentes y denunciar en la Sede el Distrito, para posterior atestado de la Guardia Urbana en espera de que el ayuntamiento, tome una decisión que incide directamente en la seguridad de muchos niños que cursan sus estudios en dichos centros y que fueron ignorados por el mismo, dejando prácticamente a su suerte, el hecho de que convivieran con un peligro a la puerta del colegio, sin darle la relevancia que requiere aun siendo responsabilidad del ayuntamiento, la chapuza improvisada que nos quisieron vender como obra acabada, segura y respetuosa con el medio ambiente.
En cuarto lugar, el Parking y el Campo de Fútbol. Este es uno de los puntos mas vergonzosos, pues después de varios años y tras cambiar varias veces de proyecto y de empresa gestora, se acaban de iniciar unas obras de las cuales desconocemos el proyecto actual y también si serán capaces de finalizar.

En principio lo que iba a ser un Parking de 560 plazas, se vió reducido a 350 par pasar finalmente a ser un proyecto de 285. Lo que inicialmente iban a ser plazas en propiedad, han pasado a ser finalmente plazas de alquiler, incumpliendo el contrato con casi un centenar de interesados compradores que habían adelantado un parte de su plaza y que finalmente van a tener que aceptar las normas impuestas por los sucesivos cambios y devaneos del proyecto.
Cada replanificación del proyecto ha costado en torno a 80000€ con lo cual ya es de suponer a cuanto asciende el despilfarro de un proyecto que recién se acaba de iniciar.
Pero lo mas lamentable, ya que nuestro ayuntamiento no se digna a ofrecernos plazas gratuitas en la calle y nos niega la opción de compra, decantándose por el mucho mas rentable sistema del alquiler, es que el dia en que se concluya el proyecto si es que llega a concluirse, de contar con las plazas actualmente previstas, será como la mayoría de las obras que se inician con falta de previsión , "al igual que las Rondas" o sea una obra que se inaugurará obsoleta, porque no cubrirá las necesidades del momento de nuestro Barrio.

El ayuntamiento ha preferido enfocar esta obra desde un prisma económico de rentabilidad para las empresas gestoras y no desde la realidad de los ciudadanos residentes en nuestro Barrio. O lo que es lo mismo, argumentando una progresiva disminución de las plazas a construir, bajo la justificación de que en un momento como el actual de "crisis económica", la gente no está interesada ni en alquilar ni en comprar o como bien hizo público BSM "la actual adjudicataria", este parquing de ser concluido no será rentable.

Aquí queda demostrado lo poco que le importa a nuestro consistorio los problemas de movilidad y aparcamiento que padecemos a diario los miles de ciudadanos que residimos aquí, sin preveer un hipotético auge económico "recuperación", en los próximos años, que permitiría a mas gente a optar a un aplaza de alquiler y menospreciando la voluntad de aquellos que confiaron en el proyecto inicial y se han visto despachados sin turno de réplica por parte de la autoridad competente, que los ha ignorado.

Además de todos estos problemas, ahora resulta que lo que iba a ser una ubicación provisional del Campo de Fútbol, se ha convertido en definitiva, tomando otra vez una decisión de forma unilateral, sin tener en cuenta, ni las molestias, ni las carencias y lo que es peor la opinión de los ciudadanos afectados.

En quinto lugar, la urbanización electoralista de la calle Les Agudes. Recientemente se iniciaron las obras de reforma de la calle de Les Agudes. Estas obras son otro claro ejemplo de improvisación, de electoralismo de obra barata sin previa planificación coherente y lo que ya nos vemos venir una pequeña pincelada para poder decirnos cuando la inauguren que aquí invierten dinero en mejorar nuestra calidad de vida.
Esta obra además de necesaria, era una buena oportunidad para invertir en la mejora del espacio público y la redistribución de las zonas de aparcamiento, las cuales con una mínima inversión se podían haber ampliado, aliviando las carencias de los vecinos de esa parte del Barrio.

El proyecto contempla: la ampliación de las aceras, "lo cual es de agradecer", manteniendo dentro de las mismas medidas, aceras ampliadas, espacio para aparcar en paralelo y un carril para que discurra el tráfico.

Cuando con la construcción de un pequeño contrafuerte al margen izquierdo de la calle, se podría haber conseguido lo siguiente: Aceras ampliadas, espacio para aparcar en batería, un carril de circulación y espacio para aparcar en paralelo.

Esto no habría supuesto un excesivo encarecimiento de la obra, pues un contrafuerte no va mas allá de la cantidad de hormigón para hacer un buen encofrado y el relleno de tierra, en las zonas que la calle así lo permitiera y supondría triplicar la cantidad de plazas de aparcamiento en la zona reformada, pues a día de hoy la acera de la derecha está llena de vehículos que la invaden porque no pueden aparcar en otro sitio y cuando esta obra finalice no se les habrá dado solución as su problema.

Hemos de suponer que nuestro ayuntamiento prefiere que los vecinos paguen plaza de alquiler, en el parquing que nos sabemos si serán capaces de concluir y de paso caminar dos kilómetros hasta llegar a su casa. O lo que desde aquí ya nos olemos, que como toda obra de trasfondo electoralista, es un pequeño lavado de cara que no soluciona los problemas de los ciudadanos, sino las perspectivas de voto de los responsables municipales.

En sexto lugar, la construcción de una pasarela que una Ciutat Meridiana con Can Cuyas.
Parece mentira que dos núcleos tan próximos, estén tan separados. Pues este es el caso de Ciutat Meridiana y Can Cuyas, que pese a estar uno al lado del otro, apenas cuentan con dos accesos que los unan uno en la parte superior y otro en la parte inferior.
La propuesta es que se construya una pasarela que sirva de acceso peatonal entre los dos barrios y que facilite la circulación de las personas que caminando quieran acceder de uno a otro. Podría aprovecharse el "acueducto" que cruza el barranco, para una vez adecuada su parte superior y sus accesos, sirviera para este fin. De esta forma ganaríamos en comunicación y dispondríamos de una alternativa sostenible y barata porque ya esta construida y con una pequeña modificación seria utilizable.

En séptimo lugar, la dejadez del parque infantil situado entre Avda. Rasos de Peguera y Costabona. Estas instalaciones de ocio para los mas pequeños, situadas al lado del Mercat de Ciutat Meridiana, carecen de vallado de seguridad que permita tener a los niños protegidos del tráfico rodado, como el resto de los parques del barrio. Solo una valla metálica rodea un costado del parque pero el acceso a la zona de columpios no está debidamente perimetrado con una valla de madera dentro de la cual, los niños puedan jugar seguros como en el resto de instalaciones infantiles.

En octavo lugar, la solicitud de nuevos pasos de cebra en la parte inferior de la avenida Rasos de Peguera. La carencia de pasos de cebra al inicio de la avenida, provoca que los vecinos que quieren cruzarla, se vean obligados a para obligatoriamente por la Plaza Roja, ya que en el tramo comprendido desde el inicio de la avenida en el acceso desde la C-17 hasta la Plaza Roja, no hay ningún paso de cebra en un tramo de unos 70 metros y la avenida cuenta en este tramo con 4 carriles de circulación, dos en cada sentido. Es mucha la gente que procedente de la estación viene por el callejón para acceder a las escaleras o sencillamente por la acera derecha de la Avenida de Vallbona y no pueden cruzar porque no hay paso de cebra.

En noveno lugar, la L 11 de Metro. Como ya quedó demostrado desde su inauguración, la L 11de metro que pasa por nuestro barrio, ha sido un fraude en todos los sentidos, ya que ni es un metro ni nos comunica de forma eficiente con el resto de la ciudad. Lo que aqui propongo es una sencilla propuesta que si bien no acabaría con el enorme lapso de tiempo que hemos de esperar entre convoy y convoy, nos evitaría las carreras escaleras arriba y abajo cada vez que acabamos de entrar y escuchamos que viene un metro e intentamos no perderlo.

Seria tan sencillo como cambiar el sentido en los andenes de la estación de Torre Baró / Vallbona, de modo que los trenes pararían en sentido Barcelona en el anden en que ahora lo hacen cuando vienen y nos dejarían en el otro lado al regresar. De esta manera se acabarían las carreras pues el metro pararía en el anden mas cercano al acceso de la estación y no habría que dar toda la vuelta para cogerlo. En cambio si que tendríamos que subir las escaleras al regreso,pero se supone que a la vuelta del trabajo, no ya no tiene tanta prisa.

En décimo lugar, quisiera hacer referencia a las cubiertas de los andenes de la estación de Renfe, las cuales son insuficientes para el volumen de pasajeros que tiene esta estación, lo cual conlleva que los días de lluvia, bien sea mientras se espera a los trenes "los cuales suelen venir con retraso frecuentemente" o bien al acceder o descender de ellos a estos andenes que en hora punta suelen estar abarrotados, es imposible no mojarse debido a las insignificantes por no decir ridículas cubiertas, que deberían resguardar a los pasajeros de la lluvia.

En el andén en sentido al Centro de Barcelona, la cubierta del andén cubre solamente un tercio de la longitud total del mismo, dimensiones insuficientes, para un anden en el cual, en hora punta y cuando hay retraso pueden llegar a juntarse mas de 200 personas.
Además, cuando los trenes que efectúan parada en esta estación, son "cortos", estos realizan la parada en la parte delantera del anden, la cual está completamente descubierta y obliga a los pasajeros que se resguardan de la lluvia a desplazarse bajo esta, hasta llegar a las puertas del tren.

En el anden en sentido a Montcada, las dimensiones de la cubierta son aún mas reducidas que en el otro, pues estas cubren solamente la novena parte del anden.
Si tenemos en cuenta, que la mitad de este reducido espacio ya lo ocupa la escalera del paso inferior, resulta que la proporción de anden bajo la que resguardarse al subir o bajar del tren, es una decimoctava parte del mismo. Es obvio, que la cantidad de pasajeros que esperan el tren en sentido Montcada es inferior a la que lo hacen en sentido Barcelona, pero lo que es invariable es la cantidad, ya que los mismos que toman el tren para ir al centro de la ciudad, lo acaban tomando para regresar y deban de cruzar el anden completo en muchas ocasiones, lo cual implica mojarse dentro de las instalaciones ferroviarias.  

Como esta estación tiene un volumen importante de pasajeros, sería bastante lógico que la compañía propietaria de la estación "Renfe", tuviera en cuenta esta carencia en sus instalaciones, lo cual también sería una mejora del servicio.

Por fin, la incertidumbre sobre la inauguración de la ampliación del CAP Ciutat Meridiana. Nos acercamos a una nueva jornada electoral y nuestros responsables municipales, "aquellos que nosotros escogemos democráticamente para ejercer esos puestos de responsabilidad", apuran en hacer un "sprint final" de inauguraciones a fin de que la ciudadanía, recuerde estos actos y les vote en los próximos comicios.

Como es bien sabido en estas fechas se suelen anunciar a bombo y platillo próximas ejecuciones de obras, se dan a conocer nuevos proyectos y se inauguran a contra reloj obras que a veces están inconclusas, como es el ejemplo del nuevo Centro Comercial de las Arenas en la Plaza de España, recién inaugurado pero con la mayoría de sus instalaciones sin poder abrir, pues la apertura del centro correspondía mas al interés mediático de inaugurar un centro comercial de cara a la galería, que el estado real de obras y funcionalidad del mismo y como este ejemplo muchos otros.
Lamentablemente, no es el caso de la ampliación de nuestro CAP Ciutat Meridiana, ampliamente reclamado y necesario en nuestro barrio, cuya finalización hace semanas que se produjo, mientras que su inauguración es todavía un misterio. Parece ser que a día de hoy o al menos de cara a la galería electoral, es de mayor necesidad básica para la población un centro comercial "inacabado", que un Centro de Atención Primaria "finalizado" en un barrio periférico, como es nuestro caso.   

Pedro Ena.

TEATRO DE BARRIO
Tarde de teatro en el barrio. Es 17 de marzo, tenemos una sesión en la biblioteca de la Zona Nord, a cargo de la Compañía teatral del Distrito de Nou Barris, con la obra titulada:
Pla de Millores de Ciutat Meridiana”.

El reparto de actores se compone de los siguientes elementos:
Como Regidora del Distrito: Carmen de Andrés.
El comisionado Zona Nord: Mario García.
Gerente del distrito: José García Puga.
Gerente de Pronoba: Alejandro Montes
Vicepresidente del distrito: Gabriel García
Y dos actores invitados: el director de medio ambiente cuyo nombre no recuerdo y la arquitecta y diseñadora de la obra que tampoco sabemos su nombre. (Por cierto estos dos personajes son nuevos en estas zonas de barrios alejados del centro de la capital y por tanto desconocen estos parajes).

La sesión que se había anunciado empezar para las 19,30h. Comenzó un poco antes, suponemos que sería para adelantarse al comité de parados que tenía previsto darles la bienvenida, y eso que vinieron acompañados de un gran despliegue policial, algo que no se entiende ya que los actores son secundarios y además fueron elegidos por el pueblo.

De todas formas hay una afluencia de público considerable y la sala se llena. Todos están a la expectativa de la obra ya que después de tantos fracasos de la compañía en obras anteriores ésta tendría que traer sorpresas inimaginables. Hay una parte del público que son fans seguidores de esta compañía y a pesar de sus pésimos resultados les siguen aplaudiendo con ciego amor fanático.


Primera parte:

Empieza la sesión, los actores se presentan y seguidamente cada uno comienza su interpretación. El público se impacienta y quiere improvisar, lo cual hacen varios, unos de forma moderada pidiendo a los actores que no se repitan y vayan al grano, otros más enfadados porque no comprenden las palabras de los artistas ya que su realidad está lejos de las necesidades de los espectadores. Se forma un revuelo en la sala uno del público no ha podido contener su agresividad y rápidamente se pone en funcionamiento el aparato de seguridad, un número indeterminado de agentes de paisano lo rodean y lo sacan a la calle. No ha pasado nada, tenemos que entender que el paro, la desesperación, y la precariedad de vida en la zona a veces conlleva a no poder contener las emociones y explotamos de cualquier forma.

Hay que recordar que el papel de los actores es el de unos políticos que han hecho tan mal su papel de gobernantes que llegando al final de su mandato intentan ganarse al pueblo para que les vuelva a reelegirlos en sus cargos, y les muestran una serie de promesas que son surrealistas e imposible de creer.



Pasado el percance continuo la función y el actor se introduce de lleno en el papel, enumerando acciones a realizar en el barrio:
Aparcamientos, primero en el campo de fútbol antiguo, equipamientos: casal de joves, casal de gent grand, local asociaciones, apartamentos tutelados, Centro Cívico, en el campo de fútbol nuevo barracones de obra, polideportivo con pistas de Básquet, gradas, aparcamiento subterráneo, unión del campo con piscina y polideportivo, paso entre Can Cuias y Ciutat Meridiana, arreglo de todas las calles, ajardinamiento de interiores, ascensores en todos los bloques, escaleras mecánicas (24 tramos o más) más ascensores para salvar cuestas en las calles, aparcamientos gratis en superficie…etc,etc….

El actor, aunque se le notaba el desconocimiento de la zona, estaba totalmente eufórico, como viviendo una realidad virtual.

El público cada vez tenía más ganas de intervenir y pedía la palabra temiendo atragantarse con tantas cosas que decir y preguntar.

La Regidora cede la palabra pero el gerente de Pronoba, Alejandro Montes, quiere aumentar la oferta y remarcar las actuaciones previstas en el barrio. Después de otra tanda de acciones a realizar en el barrio que se suman a las anteriores y que, incluso se dan números de los costes, rondan los 60 u 80 millones de €. Por fin ceden la palabra al público para que pueda decir algo.

Todo esto, presentado en imágenes, era algo como vivir un sueño irreal, sorprendente, faraónico, en una palabra jamás se nos ocurrió que la fantasía de nuestros políticos fuera tan extensa y llegara tan lejos.

Segunda parte:

Aquí en esta segunda parte es el público el que actúa, improvisando y como si de políticos de verdad se tratara, comienzan a preguntar y exponer sus propias opiniones.

El público en general no da crédito a nada de lo dicho y lo muestra con sus intervenciones. Una de las que surge es la ampliación del CAP de salud, que una vez terminada no hay dineros para abrirla a los usuarios.

Además de esta hubo más intervenciones pero sobre todo queremos transcribir aquellas que recogen la opinión general del público para tratar de no alargar el contenido del escrito:

Esta intervención se resume en cuatro puntos principales que son:


  • El proyecto parece fabuloso pero estaría bien que antes de comenzar un nuevo proyecto se acaben los proyectos anteriores, unos comenzados y otros por comenzar. Nos referimos a los proyectos de los Planes de Actuación Municipal, 2003-2007 y 2007-2011.
  • En este punto se quiere recordar a la mesa que en estos proyectos, supuestamente previsto realizar en nuestro barrio, tendríamos que ser los vecinos los que decidiéramos como nos gustaría que fueran. Es de razón que los que vivimos en el barrio decidamos como queremos tener nuestro entorno, cosa que en ningún momento estos señores han consultado. Los han realizado como a ellos les gustaría que fuese, y es bien sabido que ninguno vive en el barrio ni en la zona siquiera. Cosa que si se ha hecho desde la vecindad recoger las propuestas de las necesidades que cada uno ve en el barrio y que son estas:

Necesidades del barrio de Ciutat Meridiana

    1. Equipamientos en el antiguo campo de fútbol
    1. Local Asociación de vecinos
    2. Casal de jóvenes
    3. Casal 3ª edad
  1. Mejora de la plaza verde, cubierta del centro cívico
  2. Interiores de Ciudad meridiana, espacios entre bloques
  3. Finalización del campo de fútbol y su entorno con:
      1. Gradas
      2. Marquesina
      3. Polideportivo (básquet, futbol sala, voleibol)
  4. Mejoras en la plaza Pedraforca
  5. Implantación del ascensor de la zona de “Revilux”
  6. Apertura de la nueva guardería Mestre Morera,
  7. Avanzar en el futuro parque forestal de Torrent del bosc
  8. Rehabilitación y ascensores en todos los bloques.
  9. Renovación del casal 3ª edad
  10. Habilitar la una parte del centro cívico para la 3ª edad
  11. Escaleras mecánicas zona Mestre Morera, Agudes-plaza del Metro y “Revilux”- Pedraforca
  12. Iluminación en los interiores de los edificios.
  13. Aparcamiento gratuito en el barrio.
  14. Mantenimiento de los jardines del barrio (priorizando zona alta)
  15. Continuar la urbanización del barrio
  16. Mejoras en la frecuencia del metro
  17. Recuperación de la parte perdida del centro cívico
  18. Paso para viandantes entre Can Cuyas y Ciutat Meridiana por el acueducto
  19. Escaleras de acceso entre rasos de Peguera y Perafita (escuela de adultos)
  20. Supresión de todas las barreras arquitectónicas del barrio.
  21. Marquesinas en todas las paradas de autobús
  22. Pavimentar las zonas peligrosas y resbaladizas
  23. Adaptación de todos los parques infantiles a las nuevas normativa (suelo de goma…)
  24. Agudes entre 134-140 acueducto, hacer un parque infantil.
  25. Dar salida a la calle Pedraforca,
  26. Piscina al aire libre municipal.
  27. Cambio de lugar del Pipi can ya que está al lado de la salida del colegio Ferrer i Guardia.

  • Otra cuestión es, si ellos ven factible un proyecto de esa envergadura, con la crisis que nos rodea y cuando ahora no tienen dineros ni para terminar de poner un interfono en la guardería de La Muntanya, como van a tener para semejante obra que como ellos mismos reconocen estaría por encima del presupuesto de todo Nou Barris.
  • Y por ultimo de qué nos pude servir un barrio tan maravilloso, si no podremos disfrutarlo ya que con el paro que azota la zona va ser imposible salir de nuestros pisos, el que aun lo pueda conservar que es otra.

Después de esta intervención hubo alguna más y se devolvió la palabra a la mesa para que contestaran, pero el público no tenía ganas de seguir escuchando los argumentos tan absurdos y comenzó a salir de la sala.

A la salida recogimos algunos comentarios:
La obra había estado insuperable, los actores habían bordado el papel incluso en muchos momentos se les pudo confundir con políticos de verdad, con esa verborrea, ese descaro para decir incoherencias y no sonrojarse, el cinismos de unos profesionales, incluso la grosería que en su momento demostraron los gerentes y el comisionado riéndose del publico mientras este intentaba hacerse entender por los personajes de la mesa,

La nota más discordante tal vez fue que el público se tomó muy en serio su papel y en vez de inventarse unas necesidades que hubieran estado graciosas y acordes con la obra, prefirieron recitar las necesidades verdaderas del barrio.



ASAMBLEA DE PARADOS Y PARADAS DE ZONA NORD

Para buscar soluciones al problema del paro, hay que tener en cuenta qué lo origina y las consecuencias que provoca. La causa la hemos de buscar en un nivel social y económico.. Las consecuencias para los trabajadores y trabajadoras son a un nivel individual y se concreta en la falta de recursos económicos para poder hacer frente a las necesidades cotidianas. Una cosa es modificar la situación que lleva al paro y otra es solucionar las situaciones de precariedad a la que está llevando a muchas familias.

La Asamblea de Parados y Paradas de Zona Nord se constituyó para buscar soluciones entre todos,. la búsqueda de salidas a esta situación dependerá del número y de las ganas de la gente que venga. En ningún caso ni esta asamblea, ni la AVV de Ciutat Meridina somos una ETT o una oficina de empleo, ni tenemos contactos con nadie para conseguir trabajo a los que formen parte de la Asamblea, no, y que vaya por delante. Entonces, ¿qué podemos hacer? Podemos exigir a nuestros políticos que tengan en cuenta a los desempleados del barrio y sea una condición a la hora de contratar empresas subcontratadas para realizar obras , limpieza, etc. Podemos exigirles que mantengan las prestaciones económicas hasta que se encuentre trabajo. Podemos exigir que las ayudas sociales sean las suficientes para cubrir las necesidades más básicas de las vecinas y vecinos de la zona, incluida la vivienda. El presidente de la AVV con otros compañeros y compañeras de la asamblea ya han tenido una reunión con la Regidora de Nou Barris, estamos pendientes de otra con el Conseller d'Empresa i Treball. Pero a nadie se le escapa que cuando se exige se ha de tener un respaldo, una fuerza suficiente que haga que la otra parte tenga que ceder. Si somos pocos, poco conseguiremos.

En otro frente hay tres compañeros que se están formando para montar posibles cooperativas, ya hay algunas ideas en manos de Barcelona Activa para que nos diga cuales tiene viabilidad. También podemos ayudar a hacer curriculums, a buscar trabajo por internet... Y todas aquellas cosas que se nos ocurra y podamos hacer.

Como el tema del paro no es sólo un problema de esta zona, apoyamos las acciones que la Asamblea de Parados de Barcelona está llevando a término, de forma continuada el primer martes de cada mes concentración en la Plça Sant Jaume, ellos también vinieron a la manifestación que hicimos hasta la seu del districte de Nou barris. Apoyamos a l'Assemblea pel Habitatge de Nou Barris.

Y todas aquellas cosas que decidamos y podamos hacer han de ir precedidas de una reflexión sin dejarse llevar por la rabia, tenemos que poder discernir para ser eficaces en nuestras acciones y no equivocar el blanco. Ni las personas que tienen trabajo, ni las personas que han tenido que emigrar de sus tierras para venir aquí en busca de trabajo son los causantes de esta situación. Este enfrentamiento por las migajas que nos tiran, sólo beneficia al empresario y a los bancos y financieras que se frotan las manos al verse con el camino libre para seguir con sus crecientes atropellos ante una nula resistencia: bajadas de sueldos, apropiación de las subvenciones del estado, la gestión y beneficio de los servicios públicos, expoliación de viviendas, etc.

No nos engañemos, no olvidemos que el poco estado de bienestar del que hemos estado disfrutando durante unos años se ha conseguido a base de luchas. Nuestra dignidad, nuestro presente y el futuro de nuestros hijos y nietos están en juego. Organízate y ven a la AVV de Ciutat Meridiana.

Susana Larrosa (Asamblea de Parados y Paradas de Zona Nord)

Juventud SIN futuro


MANIFIESTO encontrado en http://www.juventudsinfuturo.net/

Nosotras y nosotros, la juventud sin futuro, nos dirigimos a la opinión pública para mostrar nuestro desacuerdo con la política de recortes sociales del Gobierno, y la consecuencia más grave y con mayor impacto en el futuro que estas medidas representan: la juventud más preparada de nuestra historia vivirá peor que sus padres.

La agresión contra el colectivo juvenil en un escenario de crisis capitalista, con una tasa de paro juvenil del 40%, la más alta de la UE, se materializa principalmente en tres medidas:
o La Reforma laboral, que aumenta la temporalidad de nuestros contratos, la
flexibilidad laboral y supone la desaparición de la negociación
colectiva, convirtiéndonos en trabajadores precarios/as de por vida
o La Reforma del sistema de pensiones, que retrasa la edad de jubilación y reduce la cuantía de nuestras futuras pensiones y nos dificulta aún más encontrar un trabajo digno. Todo ello nos plantea un horizonte sin futuro
o La mercantilización de la Educación pública, que apuesta por la rentabilidad privada, y no por la formación y el conocimiento. Una universidad de élite para una minoría y fábrica de precarios para una mayoría, con medidas que se concretan en una nueva selectividad que pone trabas al acceso a la universidad y en la degradación de la formación profesional.

Somos las y los jóvenes a quienes las élites económicas y las políticas de nuestros gobiernos nos quieren convertir en la generación sin formación ni trabajo ni pensión digna. Aquellos que, además, no tendremos casa en nuestra vida, desde que los especuladores hicieron del derecho a la vivienda un negocio con el que enriquecerse; un modelo de crecimiento económico que ha fracasado y ha generado esta crisis. Hemos tomado conciencia de que las medidas de salida a la crisis económica se han realizado a través de una constante socialización de las pérdidas.


Frente a la salida de la crisis por la derecha, nosotras y nosotros, la generación precaria, señalamos a los culpables y reivindicamos ser escuchados.

Queremos recuperar nuestra capacidad para ser actores de un motor de cambio, combatiendo un país de precariedad, desempleo y privatización de nuestra educación. Somos además conscientes de que la movilización y la lucha tienen sentido, pero sobre todo de que son necesarias. Italia, Francia, Grecia o Islandia nos enseñan que la movilización es indispensable. El mundo árabe nos demuestra que la victoria es posible.

Por eso llamamos a un ciclo de movilizaciones que recuperen la voz de la juventud en la calle, y lo hacemos extensivo a la sociedad civil. Nosotras no nos fiamos, sabemos que esto sólo lo solucionamos sin los que causaron esta crisis. Instamos a emprender la movilización colectiva, a reivindicar nuestro derecho a disentir, a reconstruir nuestro futuro.

Los abajo firmantes, estudiantes y miembros de la comunidad educativa, jóvenes trabajadoras y jóvenes trabajadores, movimientos sociales, profesionales de la ciencia, la técnica; mundo de la cultura y de las artes dan respaldo con su firma a este llamamiento a la movilización.

«Nos habéis quitado demasiado, ahora lo queremos todo»


SE INICIA UN CAMBIO HITÓRICO.
La revolución tunecina ha prendido la mecha y ha desencadenado una serie de acontecimientos en serie que arrastran a la lucha a millones. En mes y medio se han producido movilizaciones históricas en el Magreb y el Próximo Oriente. Ya han caído dos dictaduras, la tercera, en Libia, se debate en una guerra civil abierta. El imperialismo completamente cogido con el paso cambiado intenta crear un cortafuegos para ahogar las ansias de libertad de los pueblos. Su aliado Israel ve cómo el tejido de relaciones de subordinación, creado a través de los EE.UU. con los viejos dictadores, se va hundiendo. El orden postcolonial, y el de la Guerra de los Seis días del 67 que impuso el estado sionista, se tambalean. 
 
Los elementos que encontramos en el levantamiento de masas en Túnez, Egipto, Libia, Yemen, Bahréin y Jordania tienen elementos comunes. Por un lado, la lucha contra dictaduras que durante décadas han mantenido un férreo poder basado en la represión sistemática, conjugada con la apropiación de enormes fortunas mientras la población pasaba penuria. Por el otro, hoy se añaden dos componentes inseparables: 1) paro y precariedad agravada con la crisis mundial, 2) la subida del precio de los productos básicos por la especulación con los alimentos.
Más allá del Magreb y Próximo Oriente, los mismos ingredientes están presentes en otros lugares del mundo, por ello regímenes tan lejanos como el chino tiemblan por la llegada de los ecos de la revolución. Lo que el pueblo tunecino ha puesto sobre la mesa es la afirmación de que si luchamos juntos es posible ganar. La movilización de masas en Egipto demuestra que el ejemplo se puede repetir en países mucho más grandes y más importantes para el imperialismo.

Las revoluciones de Túnez y Egipto rompen el orden postcolonial. Los movimientos de liberación nacionales del norte de África y Oriente Medio, en los años 50 de la postguerra europea, echaron abajo el dominio colonial de la región, controlado esencialmente por los dos viejos imperios: Francia y Gran Bretaña.

Pero la mayor parte de los nuevos regímenes postcoloniales condujeron a dictaduras que acabaron sometiéndose al imperialismo, el de la vieja metrópolis, y muy especialmente al nuevo gendarme mundial norteamericano. Las nuevas clases dirigentes recurrieron a la represión sistemática para permanecer en el poder y acumular enormes riquezas. Aplican las medidas dictadas por el FMI a mediados de los 80 y los 90, con privatizaciones masivas que entregan la riqueza nacional a las multinacionales a precio de saldo, y dejan buena parte del pastel en el entorno familiar. Es así como el clan Ben Ali llega a controlar la banca, los transportes y las telecomunicaciones en Túnez, o como Mohamed VI obtiene el control, directo o indirecto, del 60% de la bolsa de Casablanca.


Al otro extremo del Norte de África, Mubarak acumulaba una enorme fortuna personal que se estima entre 40.000 y 70.000 millones de dólares. No digamos ya las fortunas de las familias que dominan la península arábiga. Gadafi estuvo entre los últimos que se plegaron al imperialismo, cuando desde el año 2000 buscó la instalación de multinacionales petroleras y empezó a firmar acuerdos con la UE en materia de inmigración y lucha antiterrorista. Los aviones que disparan hoy contra las fuerzas insurgentes en Libia son de fabricación norteamericana, francesa y rusa.
 La ola revolucionaria en el Próximo Oriente y el Magreb recuerda la caída en cascada de las dictaduras latinoamericanas de los 80, o, más aún, el derrumbe del estalinismo en la exURSS y el este europeo. Pero la diferencia es notable, pues en los 80 el imperialismo estaba a la ofensiva, con la llamada globalización y el neoliberalismo, permitía recuperar la tasa de beneficio con fuertes procesos de concentración de la riqueza. Esa iniciativa política permitió al imperialismo detener las revoluciones con regímenes parlamentarios más o menos estables, lo que nosotros llamamos la «reacción democrática».

Sin embargo hoy la situación es muy distinta: la crisis del sistema capitalista es de dimensiones históricas y el imperialismo se ha empantanado militarmente en las guerras de Afganistán e Irak. Esto es lo que explica las indecisiones sobre una intervención militar sobre Libia, para la que se exige un amplio «consenso» internacional, es decir, que no haya resquicios para la crítica y que los costes queden repartidos. Tal «consenso» se está gestando porque hay algo en lo que todos están de acuerdo: cortar de cuajo la ola de ascenso revolucionario y volver las cosas a su lugar.

Los movimientos en Túnez, Egipto y el resto de estados del Magreb y el Próximo Oriente tienen una importante componente espontánea. Esta cuestión tiene un aspecto positivo, como es que no hay a su cabeza una organización burocrática determinada con capacidad para ahogarla. Pero también tiene su aspecto negativo: la falta de un programa con el que profundizar la revolución.
Los límites iniciales de la misma se han puesto en el aspecto democrático, en la defensa de las libertades democráticas y la ruptura con el régimen de opresión y terror. Sin embargo -decíamos al inicio- la lucha por la libertad debe comportar necesariamente una lucha por la mejora de las condiciones de vida, un trabajo digno. Y esa necesidad choca necesariamente con un capitalismo que busca salir de la crisis cargándola sobre los trabajadoras/es y apretando más, si cabe, la sobreexplotación de los pueblos.

Texto cedido por la redacción de “Lluita Internacionalista”




DE AQUI O DE FUERA,

UNA SOLA CLASE OBRERA.

Hace muchos, muchos años, un señor montó una fábrica apoyándose en dos bastones. Por un lado tenía mucho dinero y, por otro, disponía de un montón de miserables dispuestos a vender su trabajo por un sueldo de mierda. De donde sacó tanto dinero y cómo consiguió controlar a tanta gente, es mejor no hablar...

El caso es que, ¡lo que son las cosas!, ese montón de miserables, a la que tuvieron la barriga llena, decidieron exigir mejores sueldos para dejar de ser miserables y aprendieron a utilizar métodos anticonceptivos para dejar de ser un montón. Como era de esperar esto no le hizo ninguna gracia al señor que montó la fábrica porque encarecía mucho la fuerza de trabajo y, por lo tanto, daba al traste con una de las patas de su invento.

Una solución razonable hubiera sido pactar con el montón de miserables unos sueldos que, manteniendo un nivel motivante de beneficio, permitiera un nivel de vida suficientemente holgado como para que cualquiera pudiese darse el lujo, y tener la honra, de aportar a la sociedad entre dos y cuatro hijos. Bien planificado este planteamiento permitiría mantener una población estable cuyos niveles de formación garantizarían, por un lado, que la gente trabajaría mucho, bien y con ganas, mientras que por otro lado, los buenos sueldos asegurarían que el dinero corre entre la gente y esa es la mejor manera de abordar cualquier reto de futuro.

Eso sería lo lógico o, en cualquier caso, hubiese valido la pena intentarlo. ¡Pero no! El señor del dinero dijo que él había montado una fábrica para hacerse tan rico como fuera posible y no una entidad para beneficio de la sociedad. En consecuencia, si los miserables habían decidido dejar de suministrarle más miserables, los iría a buscar donde fuera: Murcia, Aragón, Galicia, Andalucía, China, Marruecos, Sudamérica, África... El caso era tener muchos miserables que siguieran trabajando por cuatro chavos. Y en esas estamos. Si hablásemos de una partida, el señor del dinero les ha ganado descaradamente la jugada a los miserables. Sin embargo la partida continua... ¿Cuál será la siguiente jugada?

Veamos. El señor del dinero tiene una postura muy clara de la que no se mueve ni borracho: Si hay quien me lo hace por menos sería de gilipollas pagar más. Y punto redondo. Es evidente que su interés tiene dos vertientes. La primera es garantizar que, en los países de origen, se mantengan unas condiciones sociales de miseria que fuercen a la emigración. Y la segunda es asegurarse que los trabajadores que ya estábamos aquí nos enfrentemos a los trabajadores recién llegados. De esa manera, metidos en enfrentamientos estériles, nos va a ser imposible generar la unidad necesaria para exigir buenos sueldos.

Así pues, el señor del dinero, no escatimará medios para, utilizando a los cavernícolas de siempre, difundir en la sociedad un par de mensajes. Por un lado, convencernos de que los países de donde vienen los trabajadores recién llegados no tienen remedio, de que son un nido de terroristas, delincuentes y pedigüeños irrecuperables. Convencernos de que lo único que podemos hacer es construir armas infernales para machacarlos cuando se ponen flamencos. Y, por otro lado, inculcarnos la idea de que los trabajadores recién llegados son una especie de parásitos que, sin cultura ni educación posible, vienen para aprovecharse de nuestros 'avances' sociales. Esas son las cartas del señor del dinero.

¿Y las nuestras? Las de los miserables. ¡Que chungo lo tenemos! Pero bueno, ¿y que? ¿Alguna vez lo hemos tenido fácil? No hay que dejarse impresionar. Son demasiadas historias de lucha y sacrificios la que llevamos a nuestras espaldas, a las espaldas de la clase obrera, como para achicarnos frente a semejante fullería. Nuestros mayores aprendieron a exigir los pocos derechos de los que ahora disfrutamos y supieron corregir sus hábitos y cultura para que una sociedad un poquito más justa fuera posible. ¿Ni siquiera intentaremos estar a su altura? ¿Seremos incapaces de jugar nuestras cartas con el arrojo y la dignidad con que ellos jugaron las suyas? Pensemos porque, efectivamente, nos la estamos jugando.

Por lo menos tenemos una certeza: La jugada maestra sería cortarle la fuente de miserables al señor del dinero. Interrumpir el flujo migratorio. Si consiguiéramos eso lo dejábamos en pelotas. ¿Cómo? Las noticias sobre las titánicas luchas de los pueblos suramericanos contra las multinacionales y, últimamente, sobre el arrojo de las clases trabajadoras en los países árabes, nos están dando una pista. Es precisamente de esos países de donde nos llegan los nuevos compañeros. Si los trabajadores de esos países, tal y como lo consiguieron nuestros mayores, consiguen unas condiciones de vida dignas dejaran de tenerse que enfrentar al drama de la emigración. Ahí tenemos una carta de triunfo seguro: Apoyar decididamente la lucha de esos pueblos por conseguir buenos sueldos y todos sus derechos para que no necesiten emigrar.


Y puestos a darle al tarro se nos podría ocurrir hacerles ver a los compañeros recién llegados que los han engañado, que esto no es ningún paraíso, que sus sueños no se harán realidad por la misma razón que no se han hecho realidad los nuestros. Que su única posibilidad, como la nuestra, es vender su fuerza de trabajo lo mas cara posible y que eso sólo se consigue uniendo esa fuerza de trabajo, la suya y la nuestra, como una piña. Hacerles entender que la patria común, la suya y la nuestra, es Fuenteobejuna donde todos van a una. De esa manera todas esas compañeras y compañeros que el señor del dinero trae para debilitarnos, si conseguimos que se unan a nosotros, en realidad nos habrán fortalecido. Saliéndole al susodicho el tiro por la culata.

Esas son nuestras cartas y la partida está abierta.

Juanma.



UN ARMA CARGADA DE FUTURO...



LUNA.

No me canso de mirarla.
No me cansaría nunca,
rielando sobre el mar,
brillando serena y bella...
No me canso de mirarla,
no me canso de soñar.
Sobre su piel de luz blanca.
Ya solo la puedo amar...!!!

Montse Huguet





PREGUNTAS. 
Trabajo acumulado en bolsillo ajeno.
Miseria curtida. Debidamente tratada. 
Fiebre. Hambre. Dolor: Materia prima.
Dinero. ¡Dinero! 
Horror proporcional al producto nacional bruto.
Al auge de los mercados.
Al incremento del consumo.
¡Dinero! ¡Dinero!

¿Cuánto miedo por cada gota de lujo? 
¿De qué lágrimas son el vidrio de vuestras copas?
¿De qué bacanal soy cómplice y no invitado?  
Juanma




Si eres poeta esta es tu página.
Sabemos que por el barrio corren buenos poetas. En cualquier caso vecinos que se atreven a mirar y ver. Pensamos que esas miradas hay que compartirlas. Todos las necesitamos. De manera que se solidario y no te cortes. Envíanos tus poemas y los ponemos al alcance de todos los vecinos: avvcmeridiana@gmail.com
RESEÑA DE LIBROS.

UN CURA DE NOU BARRIS.
Es un reportaje sobre la vida de un 'cura progre'. Un cura de la Trinitat Vella. Un cura que se cuida de los delincuentes, de los niños con problemas y de los jóvenes con inquietudes. Un cura que no les niega su bendición a los homosexuales y entiende que sea la mujer quien decida si quiere abortar o no. Un cura que debajo de la sotana tiene la misma humanidad que cualquiera de nosotras/nosotros. Un cura al que le gustan las mujeres, o los hombres si fuera el caso. Todo lo cual, no sólo resulta tranquilizador, es lo que Dios manda.

Es un reportaje muy bien hecho. Ya sea por la manera de dosificar y empaquetar la información o por la habilidad de servirla 'en línea', galopando sobre los temas y el trajín del día a día, el caso es que el personaje, el Pare Manel, emerge entre el texto no como algo singular, curioso y admirable, sino como la consecuencia lógica de su misión en un cierto entorno social, el nuestro precisamente. Se nota que su autor, Francesc Buxeda, es un profesional de la información, sabe servirla con la espuma justa, cómo los buenos camareros.

Se trata de una libro de Angle Editorial muy manejable y que cabe en el bolso, perfecto para hacer soportables unos pocos viajes en metro. Quince por veintitrés centímetros, ciento cuarenta y dos páginas y diecisiete euracos. Ahí, en el precio, se han pasado. El libro está escrito en un catalán muy de Barcelona, muy asequible para todos, castellanoparlantes incluidos. Sobre todo los párrafos que transcriben las palabras del Pare Manel, cualquiera de Nou Barris reconocerá a 'uno de por aquí'.

El libro termina con un 'muchas gracias' que el autor dirige a su personaje. El detalle deja claro que, de todo lo dicho sobre el Pare Manel, lo fundamental es su realidad viva, su estar en el camino, en la pelea, entre nosotros, cómo nosotros.

Claro que el Pare Manel insiste una y otra vez en que él no pretende convencer a nadie, que su gesto no es propagandístico o 'pastoral', como dicen ellos. Sin embargo, hay algo que si tendría que explicarnos: ¿Que clase de enajenado y enajenante ejercicio mental convierte algo tan irracional como la 'Fe' en la muy objetiva ayuda a un compañero del trabajo o a un vecino del barrio? No vaya a resultar que sea precisamente eso lo que nos está haciendo falta a la gente de izquierdas. ¡Ni que sea una 'miajica' de fe en algo!

Juanma.